Archive of ‘Entrenamiento’ category

Previa del TP80: La preparación

El último fin de semana de febrero corrimos la maratón de Sevilla. Después hice quince días de descanso y recuperación, otros quince días de salidas cortas y a ritmos altos para preparar el 10K de la carrera Intercampus y a partir de ese momento los meses de abril, mayo y junio tenía previsto prepararlos para mi debut en la ultradistancia montañera en el TP80.

Mi proyecto inicial era salir a entrenar cuatro días semanales variando bastante: un rodaje de distancia en torno a los 15-18 km a ritmo progresivo que sería la sesión semanal más suave, un entrenamiento de calidad con series, cuestas o fartlek según la semana, una tirada larga corriendo que iría aumentando progresivamente hasta los 35 km si era por asfalto y hasta las 4 horas si era por montaña y, como novedad con respecto a la preparación del maratón que había hecho en anteriores ocasiones, quería esta vez meter un entrenamiento largo semanal en bici para hacer un trabajo cardiovascular prolongado, pero con frecuencias cardiacas a ritmos más suaves que cuando corro, sin castigar las articulaciones y fortaleciendo cuadriceps. Con estos entrenamientos mi idea era llegar a las 9-10 horas semanales y, al repartirlas en cuatro sesiones, disponer también de descanso suficiente entre cada sesión de entrenamiento como para recuperar bien.

Además de las salidas de entrenamiento de carrera y de bici, la idea inicial era meter una sesión semanal de técnica de carrera coincidiendo con el rodaje o con la sesión de calidad y, además, hacer una o dos sesiones semanales de trabajo de fuerza con sentadillas y ejercicios de fortalecimiento de la musculatura estabilizadora de la cadera, combinada con varias sesiones semanales de fondos de brazos y abdominales.

En mi plan estaba también meter cada tres semanas de carga progresiva, una semana de descarga para favorecer la supercompensación y hacer un tappering de dos semanas para llegar al TP80 descansado y con ganas de kilómetros.

En la subida a La Najarra

En la subida a la Najarra

Pues bien, todo eso lo pude cumplir apenas un par de semanas porque a mediados de abril ya empecé con molestias en la cara externa de mi rodilla izquierda que me recordaban a la lesión de cintilla iliotibial que tuve en agosto de 2012 y que solucioné parando 10 días, con hielo, estiramientos, antiinflamatorios, fortaleciendo la musculatura de la cadera y volviendo a correr de forma muy lenta y progresiva durante un mes y medio largo.

En esta ocasión la molestia no era exactamente igual y, además del dolor lateral tenía molestias en la zona del tendón rotuliano que se inflamaba y dolía en casi todos los entrenamientos. Con todas estas molestias aumentando cada vez más a principios de mayo decidí parar una semana y visitar al fisio para ver qué se podía hacer para mejorar la rodilla sin tener que parar el entrenamiento cuando faltaba poco más de un mes para el TP80, objetivo principal de la temporada y que veía en la cuerda floja.

En la valoración inicial tenía los abductores de la cadera contracturados y bastante sobrecargados. El fisio me ofreció tratarlo con punción seca y sesiones de descarga y estiramientos. Con eso empecé a mejorar y volver a entrenar. Para más calamidades en una de las salidas en bici a principios de junio, me golpeé la rodilla lesionada con la potencia de la bici al desengancharme bruscamente del pedal automático y la inflamación volvió a aumentar y las molestias e empeorar. En cualquier caso, gracias a los cuidados del fisio que dos veces por semana me ha estado poniendo las piernas a punto, al tratamiento antiinflamatorio local con una combinación de Menavén y Fastum aplicada sobre la rodilla y cubierta con papel film para favorecer la absorción y a una considerable bajada en la intensidad de los entrenamientos he podido seguir saliendo a correr y a montar en bici, he podido subir a la sierra en cuatro buenas sesiones y llego sin molestias en la rodilla y con ganas de ponerme en la salida. A pesar de todo voy más justo de forma que cuando me preparé el maratón de Madrid de 2013 o el de Sevilla en febrero de este año, pero al menos he podido entrenar y acumular kilómetros.

Subiendo al Collado del Emburriadero desde la Barranca

Subiendo al Collado del Emburriadero desde la Barranca

Me cabe la duda de cuál ha sido la causa de la lesión: ¿la bici? ¿los ejercicios de fuerza? ¿el aumento de tiempo de entrenamiento? ¿una recuperación insuficiente después de la maratón de Sevilla? Quien sabe… el caso es que lo que pretendía ser un entrenamiento progresivo para una carrera de más de 80 kilómetros por el Guadarrama, se ha terminado convirtiendo en la forma de gestionar una lesión de rodilla para minimizar los daños, continuar entrenando sin llegar a parar del todo y recuperar la rodilla para llegar lo mejor posible a la cita prevista. Un encaje de bolillos.

Aqui os dejo los cinco entrenamientos por montaña que he podido hacer en estos últimos meses:
Subida a la peña de la Cabra el 12 de abril
Subida a Morcuera y la Najarra desde Miraflores el 17 de mayo
Subida al Cancho Gordo, Regajo y Mondalindo desde La Cabrera el 28 de mayo
Primeros Km. del TP80: Miraflores-Najarra-Morcuera el 1 de junio
Últimos Km. del TP80: Navacerrada-Puerto de Navacerrada-Fuenfría-Puerto de Navacerrada-Navacerrada el 16 de junio